Una rebaja en las retribuciones de un 25% pone en peligro el cumplimiento de las actividades contratadas por el INTA

    Continúan las concentraciones del personal laboral del INTA por la defensa su salario y de la aplicación de los incentivos de la producción.
    El secretario general del INTA ha comunicado a 370 trabajadoras y trabajadores que, desde este mes, sus retribuciones se reducirán un 25% al eliminar de forma unilateral un complemento, en concepto de productividad, que llevan percibiendo desde 1986.

    14/06/2017.
    Prosiguen las movilizaciones en el INTA

    Prosiguen las movilizaciones en el INTA

    Desde el pasado viernes, el personal del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) está realizando concentraciones en los distintos campus tecnológicos de este organismo en todo el Estado. En estas concentraciones se está reclamando la aprobación, por parte del Ministerio de Hacienda y Función Pública, de la resolución que permita la aplicación de los fondos dedicados a los incentivos de la producción y que retribuyen el especial rendimiento así como el cumplimiento de los objetivos, posibilitando a su vez los ingresos por las operaciones comerciales de este organismo público.

    La situación hasta este momento era que parte del personal laboral del INTA no participaba de la distribución de estos fondos, produciéndose una situación discriminatoria que CCOO venía denunciado. Concretamente esto afectaba al personal de los centros integrados en el organismo (Instituto Tecnológico “La Marañosa”, Laboratorio de Ingenieros del Ejército “General Marvá”) y del personal que ingresó a partir del 2015 en los centros del INTA Torrejón, Arenosillo así como del Canal de Experiencias Hidrodinámicas de “El Pardo”.

    Lejos de resolver el problema, el pasado día 9 de junio el secretario general del INTA difundió una comunicación dirigida al personal laboral que sí percibía esa retribución, señalando el cese de percepción de dicho complemento en la nómina del mes de junio. Esta decisión es algo insólito que supone para este colectivo —370 personas— una reducción de sus retribuciones de un 25%, al eliminarse de forma unilateral un complemento, en concepto de productividad, que llevan percibiendo desde 1986.

    El INTA es un Organismo Público de Investigación (OPI) que se financia en un 40% de su presupuesto con cargo a los ingresos obtenidos por los trabajos efectuados para entidades públicas y privadas tanto nacionales como internacionales. Estos trabajos se realizan en base a actividades contratadas que, entre otras cuestiones, llevan implícitas plazos de entrega. Esta reducción de las retribuciones al personal que, entre otros, ha de ejecutar estas actividades, pone en peligro el cumplimiento de estos plazos con consecuencias graves sobre las arcas públicas por incumplir los contratos.

    El personal laboral supone el 47% del total de los empleados públicos del INTA y sin su participación en el cumplimiento de los objetivos del organismo no se podrían asegurar los ingresos por el resultado de operaciones comerciales (42 millones de euros). Las operaciones comerciales son el principal argumento que permitió, en su día, la autorización por parte de Hacienda de las cuantías dedicadas al pago de los incentivos a la producción del conjunto de las empleadas y empleados públicos del INTA.

    Mientras que el Ministerio de Hacienda y Función Pública no apruebe de forma definitiva la resolución que dé respuesta a esta situación se mantendrán las concentraciones los días laborables. Además, por parte de CCOO y el resto de organizaciones sindicales presentes en el organismo, están previstas distintas iniciativas tales como entrega de escritos así como de posibles exigencias de responsabilidades de aquellos que no llegan a solucionar las demandas del personal.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.