CCOO demanda judicialmente a Instituciones Penitenciarias por el reparto de más de un millón de euros entre directivos

    Mientras el personal penitenciario lleva años con retribuciones congeladas y perdiendo poder adquisitivo, la Administración Penitenciaria regala de forma lineal y masiva un sobresueldo entre directores, gerentes, subdirectores y administradores de los centros penitenciarios, que por esta vía clientelar y opaca recuperan su poder adquisitivo.

    18/12/2017.
    Verja de una prisión

    Verja de una prisión

    CCOO denuncia el reparto irregular y discriminatorio del remanente de productividad de 2017, generado por todo el personal de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que asciende a la cantidad global de 1.100.000 euros, y que se distribuirá entre directores y gerentes, subdirectores y administradores, que serán favorecidos con un plus de productividad adicional de 1.800 euros, para los primeros, y 2.184 euros, en el caso de los segundos, dejando fuera del reparto a los jefes de los Servicios Médicos y jefes de Servicios.

    El pasado 23 de noviembre, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, acordó el reparto lineal de toda la productividad, entre los puestos directivos, de libre designación, de los 83 centros penitenciarios adscritos a su Secretaría General, sin tener en cuenta las diferencias en el número de población interna que tiene cada centro.

    A modo de ejemplo, mientras solo hay una jurista en el centro penitenciario de Estremera con 1.067 internos, un médico para 1.040 internos en la prisión de Murcia II, o un sólo funcionario en módulos residenciales de 144 internos, sin que se les reconozca ningún esfuerzo especial, el secretario general justifica la misma actividad extraordinaria, especial rendimiento o interés de los directivos que gestionan centros penitenciarios con menos de 100 internos, que la de aquellos directivos que gestionan prisiones con más de 1.000 internos.

    Así los directivos de los centros penitenciarios de Alcázar de San Juan, Menorca, o Santa Cruz de La Palma, que apenas superan los 50 internos residentes, cobrarán el mismo plus de productividad que los directivos de centros como el de Granada, Soto del Real o Zuera, que superan los 1.300 internos.

    Para CCOO, la distribución de esta bolsa de productividad se ha llevado a cabo “sin que existan unos criterios objetivos de reparto, sin transparencia ni motivación, y sin tener en cuenta a los representantes de las y los trabajadores, por lo que calificamos de arbitraria, e incursa en desviación de poder”.

    Por otra parte, la Administración Penitenciaria ha ocultado la procedencia de dicho remanente, así como las cuantías globales de los diferentes programas de productividad. Sin embargo, sabemos que uno de las causas que ha generado un ahorro en esta bolsa de productividad, ha sido prorrogar ilegalmente el período de prácticas a los funcionarios y funcionarias de las Ofertas de Empleo Público 2014 y 2015, situación que no les permite cobrar el complemento de productividad, y en la que actualmente continúan.

    CCOO pretende que sean los Juzgados Centrales de lo Contencioso quienes diriman si ha habido una conducta irregular en la distribución de estos fondos públicos hacia el personal directivo por parte de los gestores de la Secretaría General. Y solicita el cese inmediato de todos ellos, porque este tipo de actuaciones no sirven a los intereses generales.

    8 de marzo Día Internacional de la Mujer
    pincha el enlace
    CCOO primer sindicato AAPP
    imagen
    más empleo público
    imagen
    Afíliate

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.