Se traslada el caos a Extranjería

    El caos es debido al gran déficit de personal que sufrimos en la totalidad de la Administración del Estado y la atención al público en las oficinas de Extranjería de la DGP ha ido sufriendo un grave deterioro en este mismo período. Ante la falta de trabajadores, los gestores de la Policía han puesto el foco en solucionar la crisis de las oficinas de DNI al tiempo que han ido dejando a la deriva la organización del trabajo en las de Extranjería.

    11/05/2018.

    Después de más de dos años de intensa denuncia, la campaña llevada a cabo por CCOO para poner de manifiesto el colapso en las oficinas de expedición de DNI y Pasaportes fructificó en medidas que se tomaron desde la División de Documentación para intentar hacer frente a dicha situación, como la renovación de equipos o la incorporación de nuevo personal para cubrir los puestos vacantes existentes en el ámbito (aún insuficiente).

    Derivado principalmente del gran déficit de personal que sufrimos en la totalidad de la AGE, la atención al público en las oficinas de Extranjería de la DGP ha ido sufriendo un grave deterioro en este mismo período. Añadido a la falta de trabajadores, los gestores de la Policía han puesto el foco en solucionar la crisis de las oficinas de DNI, contando el problema con gran atención mediática, al tiempo que han ido dejando a la deriva la organización del trabajo en las de Extranjería. ¿Ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda?

    CCOO ya advirtió el año pasado de la saturación que se estaba generando en la oficina de la Calle San Felipe, Tetuán, dependiente de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras. Colas de personas desde la madrugada anterior para poder realizar sus gestiones en una oficina que ni siquiera contaba con un sistema de cita previa para poder racionalizar los tiempos de espera a los administrados. Después de más de un año en esa situación y denuncias en prensa realizadas por esta Sección Sindical, la decisión que se tomó fue la de cerrar varias de las competencias al público de esa oficina y trasladar dichas trámites a la Brigada Provincial de Extranjería, en Aluche.

    Trasladar la gestión de un lugar a otro no acaba con el problema. Quizá, lo que sí pensaron en DGP es que llevando las filas de ciudadanos haciendo cola de una oficina en pleno centro de Madrid a otra en las afueras conseguían maquillar el desastre.

    La acumulación de expedientes hace que se tengan que otorgar por silencio positivo algunos de los trámites que están atascando las dependencias. Hecho que consideramos gravísimo al estar incumpliéndose el plazo de 5 días que marca la Ley para que la Administración conteste a los peticionarios.

    Hemos podido comprobar que la cita previa que se ha implantado en Aluche para estas gestiones ya excede el mes de espera; peticiones que se han de conceder por silencio administrativo positivo al sobrepasar los 5 días que marca la Ley para contestar; no hay un sistema de cita previa único para todas las oficinas del territorio nacional, como sí ocurre con DNI y Pasaportes, lo que crea un efecto llamada hacia aquellas oficinas que sí disponen de este sistema; los funcionarios tienen que atender de pie, sin mesas suficientes, a la avalancha de personas que cada día se presentan en la oficina…

    En definitiva, CCOO encuentra los mismos síntomas que ya localizamos antes en los equipos de DNI y que llevaron a las oficinas a encontrarse varias veces en “situación técnica de saturación”. Urge la necesidad de ponerse manos a la obra para realizar un trabajo coordinado entre las distintas unidades implicadas para evitarlo.

    27M
    más empleo público
    pincha el enlace
    CCOO primer sindicato AAPP
    imagen
    imagen
    Afíliate

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.