Las prisiones del país arden ante la indecencia de la Administración Penitenciaria

    Durante estas semanas se han llevado a cabo más de una veintena de concentraciones en los centros penitenciarios del país, en defensa de unas Instituciones Penitenciarias públicas, la mejora de las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores penitenciarios y la eliminación de la brecha salarial entre centros.

    30/05/2018.
    Movilizacón CP de Puerto

    Movilizacón CP de Puerto

    Estas protestas son la respuesta sindical después de contemplar cómo en los últimos años el Gobierno mantiene su apuesta por degradar el servicio público penitenciario y orientarlo a su privatización, deteriorando condiciones laborales, privando de derechos al personal penitenciario y desmantelando el servicio público, dejando sin cubrir miles de plazas presupuestadas.

    La convocatoria de una oferta de empleo público extraordinaria se vuelve urgente para afrontar la pérdida de efectivos, como consecuencia de la existencia de 3.393 plazas vacantes y el grave problema del envejecimiento de las plantillas (según datos de la propia SGIP, para finales de la década el 25% de los trabajadores de vigilancia tendrá más de 57 años).

    Sin personal suficiente no pueden ejecutarse las más de 285.000 condenas por sentencia firme, que se imponen al año por los Juzgados y Tribunales del orden jurisdiccional penal, y que gestiona el servicio público penitenciario.

    Además, el colectivo penitenciario arrastra una brecha salarial entre los propios establecimientos penitenciarios por la existencia de una clasificación por categorías de centros, totalmente obsoleta, que data de 1989, lo que significa que por ocupar el mismo puesto con las mismas funciones se cobre muy diferente según el centro, incluso dentro de la misma provincia.

    Desde CCOO, queremos agradecer a las trabajadoras y trabajadores penitenciarios su activa participación en las movilizaciones convocadas, así como la solidaridad que se ha dado entre compañeras y compañeros de los diferentes centros, acudiendo a movilizaciones de centros cercanos.

    También queremos agradecer el apoyo y la solidaridad mostrada por las compañeras y compañeros del sindicato de prisiones francés SNP-FO, que nos han hecho llegar a través de un comunicado.

    Ante el éxito de estas movilizaciones, apoyadas por miles de trabajadoras y trabajadores, la Administración Penitenciaria y el Ministerio del Interior no puede seguir haciendo oídos sordos a las justas reivindicaciones del colectivo.

    Asimismo, exigimos la dimisión del Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, por los graves incidentes acaecidos contra las pacíficas concentraciones del personal penitenciario en los diferentes centros, siendo la más grave la brutal carga policial que tuvo lugar el pasado 17 de mayo en la prisión de Morón, deseando la más pronta recuperación de los compañeros agredidos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.