Grupo Técnico de Prevención de Riesgos Laborales

    El pasado 28 de Noviembre tuvo lugar la reunión del grupo de trabajo en el Ministerio de Economía y Empresa, que se centró principalmente en las diversas problemáticas que afectan al INE, también hemos de destacar una nueva ausencia injustificada a esta reunión de la representación del Instituto de Contabilidad y Auditoria de Cuentas (ICAC), una declaración encubierta de la ausencia de interés por parte de ese organismo.

    05/12/2018.
    Foto de archivo del extinto Ministerio de Economía y Competitividad

    Foto de archivo del extinto Ministerio de Economía y Competitividad

    “Hacer prevención de riesgos, no necesita de un título o cargo, ni un registro, ni tener cuña, si no que necesita de ganas, creatividad, dinamismo, honestidad y por sobre todo, verdadera pasión.” T.M. Pulido

    El pasado 28 de Noviembre tuvo lugar la reunión del GTPRL del Ministerio de Economía y Empresa, que se centró principalmente en las diversas problemáticas que afectan al INE, lo que da indicios de que la prevención de riesgos constituye uno de los muchos talones de Aquiles de este organismo. Asimismo, hemos de destacar una nueva ausencia injustificada a esta reunión de la representación del ICAC, una declaración encubierta de la ausencia de interés de los/as gestores/as de ese organismo por las condiciones de trabajo de la plantilla que gestionan.

    La Secretaria General del INE (SG) informa de la situación en la que se encuentra el edificio en el que se ubican sus Servicios Centrales (SSCC), en el Paseo de la Castellana 182. Un edificio que destaca estéticamente por su fachada ornamentada con paneles de colores que, al parecer, aluden a notas musicales y a otras elevaciones metafísicas de confusa deducción. Sin embargo, tanto colorín y ornamento han demostrado no ser nada más que una máscara que oculta la lamentable realidad del edificio, una realidad que “hace aguas” tanto en su sentido más figurado como en su sentido más literal, que es el que en este Grupo Técnico nos ocupa, y que pone en entredicho la prevención de riesgos laborales para la plantilla que alberga. Se trata de una construcción que no ha sido más que un foco de problemas y disfunciones incluso desde antes de su recepción en el año 2008, llegando a ser incluso un asunto a dirimir en los tribunales, con juicios a día de hoy aún pendientes. Esto hace especialmente inconcebible, inexplicable, que los/as gestores/as del INE hubieran sido capaces de aceptar entonces la recepción de un edificio en semejante estado. Uno de los problemas más recientes de los que nos informa la SG del INE es el desalojo de la segunda planta del edificio debido a filtraciones en el encofrado. El personal de esa planta ha tenido que ser reubicado en otras dependencias del mismo edificio, previa realización de las correspondientes evaluaciones de los puestos de trabajo, según nos indican. Sin embargo, estas filtraciones no son algo puntual, sino que vienen siendo detectadas también en otras localizaciones del edificio desde hace meses, con lo que las reubicaciones del personal a otras plantas en mejor estado podrían llegar a ser sólo una solución de cortos alcances si no se van subsanando con la mayor prontitud las deficiencias que se manifiestan.

    En junio de 2018 el Ayuntamiento de Madrid ha procedido a aprobar la orden de ejecución de obra, quedando aún el proyecto de obra pendiente de redacción. La orden de ejecución concedida supone que la SG del INE podrá acometer obras pero sólo de reconstrucción de cubiertas y reparaciones de climatización e instalaciones. Es, por tanto, un permiso de rehabilitación, y no tanto de reconstrucción,

    Respecto a los plazos de ejecución previstos, nos comunican que la obra no comenzará nunca antes de un año y el plazo de finalización no será en ningún caso inferior a los 42 meses desde el comienzo de la obra Desde CCOO preguntamos a la representación del INE qué medidas tienen previstas para garantizar que el personal de ese edificio pueda seguir prestando servicio con normalidad y con las máximas condiciones de seguridad y salubridad durante el tiempo que duren los trabajos. Para no romper con su habitual y más que discutible política de organización y recursos humanos, la SG del INE nos comunica que aún no tiene un plan decidido ni diseñado, y que, en principio, su intención es la de mantener al personal en el mismo edificio mientras se realizan las reparaciones, trasladando a la plantilla de planta en planta en función de las fases en que se vayan acometiendo los trabajos de rehabilitación. Si por las características del proyecto no pudiera realizarse en las condiciones descritas, entonces se plantearían trasladar a todo el personal a otro edificio, aún por determinar. Desde CCOO entendemos que también dependerá del estado del edificio en el momento en que se vayan a iniciar las obras, puesto que el deterioro es progresivo, cada vez hay menos margen de maniobra para mover de planta en planta a la plantilla porque van surgiendo más y más deficiencias, y de aquí a un año (o más) en que éstas se inicien la situación podría haberse agravado. Sea como sea, desde CCOO manifestamos que estas obras deben ser el fin del vergonzoso estado en que se encuentra el edificio y en que la plantilla debe realizar su trabajo, y exigimos a la SG del INE que la rehabilitación se ejecute garantizando tanto la seguridad como el menor perjuicio posible para el personal.

    Por otra parte, preguntamos también a la representación del INE por la Delegación Provincial de Castellón y el problema de accesibilidad que se ha identificado a causa de los escalones de la puerta principal. La respuesta que recibimos es que no es posible realizar el rebaje necesario ya que existe una viga de obra que lo impide, por lo que habría que efectuar un estudio para determinar si la viga en cuestión se podría eliminar, así como las consecuencias que podría conllevar tal decisión desde el punto de vista estructural. En cualquier caso se están barajando otras opciones como abrir el acceso por otra parte del edificio.

    Ya en otro ámbito de la prevención de riesgos, desde CCOO indicamos al INE nuestra preocupación por los altos niveles de riesgos psicosociales detectados a causa del progresivo aumento de las cargas de trabajo al que se viene sometiendo a los/as trabajadores/as del organismo, situación provocada por la constante y permanente pérdida de personal debido a jubilaciones y traslados, y que la gestión irresponsable de la SG del INE se ha negado a cubrir a lo largo del tiempo a pesar de disponer para ello de mecanismos normalizados de provisión de puestos. La SG del INE se mantiene en su política habitual de evasión de responsabilidades, dando por toda respuesta el que este tema, el de la cobertura de vacantes, ya ha sido tratado en el Grupo de Trabajo del INE.

    Por último la SG del INE nos informa de la previsión de realizar una evaluación de riesgos psicosociales en la Delegación Provincial de Lleida. Nos comunica, además, que próximamente se procederá a la redacción de las conclusiones extraídas de la evaluación de riesgos psicosociales realizada en la D.P. INE de A Coruña el pasado mes de Octubre, y que había sido solicitada por CCOO. No obstante, empieza a ser habitual, y por ello preocupante, que la realización de evaluaciones de riesgos psicosociales sean más bien fruto de requerimientos de Inspección de Trabajo, como ha ocurrido en la D.P. INE Madrid, cuya última evaluación de riesgos psicosociales (noviembre de 2017) tuvo lugar por requerimiento de Inspección de Trabajo a partir de la denuncia de CCOO.

    Pero más decepcionante aún es comprobar cómo se desvirtúa el valor de un instrumento como es la evaluación de riesgos psicosociales, una herramienta de increíble potencial para la mejora del funcionamiento de cualquier organización. Y se desvirtúa o se pervierte su objetivo cuando se da carpetazo a la elaboración de una planificación de medidas que dé respuesta a los resultados arrojados por esas evaluaciones. No hemos visto aún en ninguna de las Delegaciones en las que se ha aplicado esta herramienta, una planificación en la que se identifiquen los objetivos de intervención a conseguir, los grupos de riesgos sobre los que actuar para minimizar y prevenir los factores de riesgo, una priorización y temporalización de actuaciones, el contenido mismo de las acciones que se van a emprender para responder a esos niveles, los/las responsables de la ejecución y dirección de las mismas, un seguimiento y evaluación de los objetivos establecidos con cada una de las acciones. En casos como el de Madrid o el de Murcia se ha “despachado” el problema con dos cursos online, difícilmente digeribles por la baja calidad de los mismos y la inoperancia de la metodología empleada, y que se han impartido sin información previa a la plantilla de por qué se hace, a quién se dirige y qué se quiere conseguir. Desde CCOO emplazamos a la SG del INE a no cometer tales y perversos errores en las evaluaciones que tienen abiertas, a superar el “esto siempre se ha hecho así y nunca ha pasado nada”, a romper con la miopía que amenaza inexorablemente el buen funcionamiento del organismo y, por tanto, su calidad como servicio público.

    Enlaces relacionados
    Enlaces relacionados

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.