Grupo Técnico de Temporalidad y Empleo

    Tras un año de travesía por el desierto, el Grupo Técnico de Temporalidad y Empleo es convocado el 28 de noviembre en lo que vino a ser una reunión exprés, amén de absurda. La Administración se presentó a ella con las manos vacías, sin datos ni documentación alguna sobre la que poder trabajar, pero con la ridícula pretensión de que la parte social diéramos el visto bueno a sus intereses, especialmente en lo que se refiere a la aprobación inmediata de las bases de los concursos generales.

    13/12/2018.
    Foto de archivo del Ministerio en Castellana, 162

    Foto de archivo del Ministerio en Castellana, 162

    “Lo que vemos cambia lo que sabemos. Lo que conocemos cambia lo que vemos”.(J. Piaget)

    Un escenario en el que quedó en evidencia, por enésima vez, la actitud irresponsable e irrespetuosa de la Administración hacia la parte social, que es decir hacia el personal en su conjunto, agravada por la ausencia sistemática de la representación del INE, más aún habida cuenta de que en el orden del día había asuntos que afectaban a ese organismo. Desde CCOO solicitamos la suspensión de esta reunión hasta en tanto en cuanto no nos aporten toda la información requerida, suspensión que la Administración aceptó, posponiéndola al 10 de diciembre, y con el compromiso de remitirnos la documentación solicitada a la mayor brevedad posible.

    Compromiso incumplido. A fecha de la segunda convocatoria solo contábamos con el borrador de bases de los concursos generales. La representación del INE, por su parte, prefirió continuar dándose por no enterada y nuevamente nos “agasajó” con su ausencia. Desde CCOO manifestamos nuestra decepción por estos hechos, que hacen inviable e inoperante cualquier reunión de este tipo. Sin datos no hay diagnóstico, no hay conocimiento de la realidad. Y sin esa información no podemos ejercer la función legalmente reconocida a la parte social de control y vigilancia del cumplimiento de la normativa y de los derechos de los trabajadores/as, además de hacer estéril cualquier intento de proponer y plantear alternativas de mejora y desarrollo.

    Respecto al borrador de bases de concursos, el único documento recibido, desde CCOO manifestamos nuestra negativa a firmar y/o avalarlo. Son unas bases calcadas de las anteriores, por tanto, las mismas que CCOO hemos venido denunciado sistemáticamente, negándonos además a formar parte de esos procesos, puesto que las baremaciones de méritos en la parte específica rompen inexorablemente con el principio de igualdad, favoreciendo susrepticiamente los nombramientos “digitales”, “a dedo”, algo inaceptable desde esta Sección Sindical. Son bases muy generales aprobadas desde Función Pública pero que dejan abierta la posibilidad de negociar las baremaciones en cada departamento y para para cada proceso.

    En otro orden de cosas, la Administración sigue negándonos los datos sobre la productividad del personal funcionario. Los listados que hasta ahora nos proporcionan son una burla a la inteligencia, por lo que no podemos más que mantenernos en que la arbitrariedad y la discrecionalidad en su distribución sigue siendo el leiv motiv de tanta opacidad, bajo pretexto de respetar la ley de protección de datos, que se ha convertido en el salvoconducto para esquivar y ocultar el cumplimiento de las normas y reglamentos establecidos. “Transparencia es un valor que no se menciona, se demuestra”. Derivan este punto a la Mesa Delegada, conducta habitual en la Administración cuando no quiere hablar de un tema, aunque ese asunto sea connatural a la mesa en la que se expone. No es la única información que, como ya avanzábamos arriba, no proporciona. Tampoco recibimos nada sobre los procesos selectivos de personal temporal, sobre vacantes y comisiones de servicio o sobre los procesos en marcha y por convocar de la Oferta de Empleo Público.

    Como única aportación informativa a destacar, la Administración nos comunica la previsión de convocar una Oferta de Estabilización de Empleo en enero de 2019 y que afectará a un total de 30 puestos: 4 laborales del Ministerio, y 25 laborales y un/a funcionario/a del INE. Se trata de puestos que a fecha de 31 de diciembre de 2017 habrían estado ocupados de manera temporal e ininterrumpida al menos durante los 3 años anteriores.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.