CCOO denuncia, ante la Inspección de trabajo, a las Direcciones de las prisiones de Albolote y Fontcalent

    El Ministro del Interior y la Administración Penitenciaria, ante el caos provocado en los Centros Penitenciarios de Albolote y Fontcalent, por haber obligado durante 24 horas al personal de los turnos anteriores a no poder abandonar el centro, haciéndoles trabajar en unas condiciones de grave riesgo para su seguridad e integridad física.

    19/12/2018.
    Centro Penitenciario de Albolote

    Centro Penitenciario de Albolote

    Asimismo, y desde el jueves de la semana pasada, el personal de prácticas en Fontcalent continúa cubriendo los servicios de mañana y tarde sin descansar, habiendo alcanzando las 90 horas de trabajo efectivo en 6 días. Algunos de los trabajadores han manifestado encontrarse mal debido al cansancio acumulado, y sin embargo la Dirección del Centro les ha retenido.

    CCOO ha presentado una denuncia contra los responsables de ésta temeraria e irresponsable actuación, no sólo por incumplir la legislación vigente en materia de jornadas y horarios, sino también por volver a saltarse la Ley de Prevención de riesgos Laborales y generar con su actuación un grave riesgo para el personal penitenciario afectado.

    CCOO ha denunciado que se haya impuesto, sin ningún tipo de negociación, una modificación tan grave de las condiciones laborales, que se haya actuado con intimidación contra el personal en prácticas, que se incumpla la normativa de jornadas y horarios, todas ellas decisiones arbitrarias adoptadas por los Directores del Centro, y no por la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, que es la competente para hacerlo, previa negociación con las organizaciones sindicales.

    CCOO defiende los derechos del personal penitenciario ,y tomará las medidas necesarias en otros ámbitos competenciales sobre las responsabilidades, generadas con la actitud arbitraria e irresponsable de la Direcciones de los Centros Penitenciarios de Albolote y Fontcalent.

    Lo más grave, y que da urgencia a nuestra denuncia, es el absoluto desprecio con el que se ha tratado el derecho a la integridad y la salud del personal retenido. Poner en juego la vida de las personas con esas condiciones laborales leoninas exige respuestas inmediatas. Por eso hemos solicitado a la Inspección de Trabajo de Granada y Alicante, que de persistir estas condiciones proceda a la aplicación de la suspensión de actividades por riesgos grave e inminente de conformidad a la Ley 31/1995, de 8 de noviembre.

    Esta denuncia de CCOO la haremos extensible a todos los centros donde se estén produciendo estas circunstancias, con el fin de evitar se produzca una desgracia con alguna compañera o compañero.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.