Instituciones Penitenciarias no aporta soluciones al conflicto del colectivo penitenciario

    Dentro de la ronda de contactos bilaterales que ha iniciado esta semana la Secretaría General de IIPP con los sindicatos de prisiones, CCOO se ha reunido este miércoles con el secretario general, Ángel Luis Ortiz González, y le advierte de que los graves problemas estructurales de Instituciones Penitenciarias no pueden solucionarse invirtiendo en infraestructuras, porque los ladrillos no reinsertan.

    25/01/2019.
    Centro Penitenciario de Ceuta

    Centro Penitenciario de Ceuta

    En dicha reunión la Administración Penitenciaria ha defendido la creación de diferentes grupos de trabajo específicos para tratar sus propuestas, en las que pretenden abordar medidas contra las agresiones que sufre el personal penitenciario, mejorar la formación, adecuar sus jornadas de trabajo, diseñar una política de comunicación y mejora de la imagen de las Instituciones Penitenciarias, o crear un grupo de “ahorro” para buscar fórmulas que generen crédito presupuestario en el capítulo I de gastos de personal de la Secretaría General.

    Para CCOO estos planteamientos no resuelven los problemas estructurales que arrastra el colectivo penitenciario desde hace décadas, y una vez más demuestran la falta de capacidad política para dar una salida al conflicto de prisiones con respuestas que el PSOE reconocía, como urgentes y de justicia, cuando estaba en la oposición.

    No se aborda el problema de déficit estructural que tenemos, ni la necesaria actualización de funciones y de un organigrama de puestos regulado por normas preconstitucionales. Continuamos sin presupuesto para elaborar un Plan de formación específico para prisiones, que cualifique al personal en los nuevos retos del trabajo penitenciario. El Ministerio se niega a cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para disminuir las agresiones que padecemos en el ejercicio de nuestras funciones y a solucionar el problema de la brecha salarial que existe entre los diferentes centros penitenciarios, ofreciendo únicamente la negociación de la productividad.

    CCOO ha pedido la convocatoria de la mesa de negociación de prisiones respetando el marco legal de la negociación colectiva, dónde el Gobierno acuda con la dotación presupuestaria necesaria para atender las demandas de todo el colectivo y salvaguardar el servicio público esencial de prisiones. No podemos continuar con proposiciones estéticas sin acompañar un presupuesto concreto, dilatando el conflicto y aumentando la frustración del personal penitenciario.

    Asimismo, la secretaria general nos informa que se van a destinar 217 millones (de los más de 850 millones que hay previstos para gastos en infraestructuras de la Secretaría de Estado de Seguridad) a reformas y a construir algún centro penitenciario nuevo. No es la primera vez, que a un grave conflicto laboral de empleados públicos penitenciarios le acompaña un Plan de creación y amortización de centros penitenciarios, que acaba comiéndose los recursos públicos. Así sucedió en los años 90, 99, 2005 y ahora, gobernando siempre el PSOE.

    Nuestro sistema público penitenciario está a punto de colapsar por los graves problemas estructurales, que acarrea desde hace décadas, los cuales no pueden solucionarse invirtiendo en infraestructuras, porque los ladrillos no reinsertan. Además actualmente tenemos varios centros penitenciarios abiertos de forma parcial porque no hay personal, y donde existen muchas celdas libres.

    Instituciones Penitenciarias tiene una deuda histórica con el personal penitenciario por el olvido y la marginación a la que está condenado, mientras se sigue alimentando el lobby de la seguridad privada, con unos 40 millones de euros anuales de dinero público, y al sector privado de la construcción. Ya toca invertir en sus profesionales y modernizar el servicio público penitenciario.

    CCOO continua demandando una Ley en defensa del servicio publico de prisiones, que reconozca al personal penitenciario como el único garante de los derechos humanos en la ejecución de las condenas y del derecho a la reinserción y, consecuentemente tenga la retribución, los recursos y la protección adecuada a este servicio social.

    El Gobierno y el PSOE deben dedicar un instante a reflexionar cómo sus políticas de personal y penitenciarias, están destruyendo un modelo penitenciario que nos ha costado cuarenta años construir. Para CCOO lo que se promete en la oposición, se cumple en el Gobierno, no queremos que las cárceles y las demandas de sus trabajadores sigan secuestradas por el juego partidista.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.