Si no entra personal, la Seguridad Social se muere

    06/02/2019.
    Empleado público de la Administración General del Estado

    Empleado público de la Administración General del Estado

    CCOO ha vuelto a analizar la situación del personal que presta sus servicios en las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social donde se constata la continua pérdida de personal que padece, así como la avanzada edad de la plantilla.

    1) En materia de edad:

    En el plazo máximo de 5 años se jubilarán 4.730 empleados públicos, que suponen el 21,70% de la plantilla actual. La situación se agrava si se tomasen 10 años ya que entonces se jubilarían un 36,11% adicional. Es decir, en los próximos 10 años se jubilaría el 57,81% de la plantilla actual. ¡MUCHO MÁS DE LA MITAD DE LA PLANTILLA ACTUAL! La situación ya se hace absolutamente insostenible si tomásemos como referencia 15 años. En esta franja de edad se jubilarían otro 27,12% adicional. Entonces, en los próximos 15 años se jubilaría el 84,93% de la plantilla actual.

    El personal menor de 50 años, supone solamente el 15,07% de la plantilla de la Seguridad Social. De esos 3.473 menores de 50 años hay 78 menores de 30 años y solamente 2 (un hombre en el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y una mujer en la TGSS) menores de 25 años.

    El Acuerdo de la Mesa Delegada de la Seguridad Social firmado entre el Secretario de Estado de la Seguridad Social y el Subsecretario de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social con las organizaciones sindicales representadas en la Mesa Delegada de Seguridad Social CCOO, UGT, CSIF y CIG el 29 de noviembre de 2018 establece, en referencia a los concursos generales:

    - “Establecer unas Bases de convocatoria estables, (…), con una duración mínima de cuatro años, salvo que circunstancias excepcionales sobrevenidas obliguen a efectuar modificaciones, con el previo acuerdo de ambas partes.”

    - “Proceder a la publicación de una convocatoria anual, evolucionando hacia un modelo de concurso permanente.”

    El Acuerdo de la Mesa Delegada supondrá la publicación y resolución de un concurso “macro” anual en los próximos 4 años. Esto supone un avance muy importante para la ocupación de puestos de trabajo en la Seguridad Social. Estos concursos permitirán, no solo la movilidad del personal que ya presta sus servicios en la Seguridad Social (cambiando de provincia, Entidad o el ascenso en la carrera profesional) sino también atraer a personal de fuera de la Seguridad Social para que empiece a prestar sus servicios en la misma.

    Sin embargo, la próxima publicación este mes de febrero y posterior resolución del concurso macro (antes de que finalice 2019) supondrá “solamente” un alivio. El personal que suele venir de otros organismos suele tener una media de edad parecida a la de Seguridad Social (así se ha demostrado en los concursos que se han desarrollado en los últimos 8 años).

    La Oferta de Empleo Público que tenemos en la Seguridad Social, casi la única vía para atraer personal joven, además de ser muy escasa y prácticamente destinada a los Cuerpos Superiores, no cubre ni de lejos la tasa de reposición de efectivos del personal que nos deja.

    2) En materia de evolución del personal que presta servicios en la Seguridad Social.

    Sigue habiendo una constante pérdida de efectivos en todas las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social. Se han perdido 5.642 efectivos en el periodo 2009-2018. La pérdida media de efectivos en el periodo estudiado es del 18,23% del total del personal. La tendencia bajista, no solo se mantiene, sino que se agrava.

    El único aumento parcial en los efectivos se produce en el año 2012 gracias a un concurso de traslados de personal funcionario por el que ingresaron 1.158 efectivos de fuera de la Seguridad Social y se aumentó la plantilla en todas las provincias salvo en Ceuta. En los siguientes concursos de traslados, la plantilla no se ha incrementado. Aun así, el aumento parcial de 2012 es un espejismo ya que el número de efectivos en el año 2013 es incluso inferior al de 2011.

    Por provincias, la pérdida de efectivos es generalizada, salvo el personal en el extranjero (+3), Salamanca (+12) y Melilla (+34). La pérdida de efectivos es superior al 18,23% mencionado en las siguientes Comunidades Autónomas, por orden de pérdida: Madrid (-24,25%), Asturias, País Vasco, Catalunya, Navarra, Cantabria, Canarias, Región de Murcia, y Aragón.

    La pérdida de efectivos es superior al 18,23% mencionado en las siguientes provincias, por orden de pérdida: Girona (-35,62%), Tarragona, Álava, Madrid, Cuenca, Lleida, Vizcaya, Asturias, Ciudad Real, Huelva, Tenerife, Navarra, Valladolid, Guipúzcoa, Castellón, Toledo, Cantabria, Teruel, Barcelona, Segovia, Lugo, Murcia, Badajoz, Ávila, Zamora y Zaragoza.

    3) En materia de ocupación:

    Las Relaciones de Puestos de Trabajo, además que están absolutamente obsoletas, siendo necesaria una reforma total de las mismas, no están ni mucho menos ocupadas. Del conjunto de las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social estudiados, de los 33.965 puestos de trabajo que deberían estar ocupados, solamente lo están 30.514 puestos. Esto supone que no están ocupados el 10,16% de los puestos (9,81% de personal funcionario y el 12,86% en personal laboral). Hay, por lo tanto, 3.451 puestos de trabajo sin cubrir, 2.955 con personal funcionario y 496 con personal laboral.

    En términos globales, sumando personal funcionario y laboral, los mayores déficits de personal se producen en Girona (-18,87%), Servicios Centrales (-18,00%), Cuenca, Madrid, Tenerife, Álava, Navarra, Gran Canaria, Castellón, Tarragona, Segovia, Guipúzcoa, Melilla, Huelva, Lleida, Ciudad Real, Albacete, Ceuta y Huesca.

    En relación a la “obsolescencia programada” de las Relaciones de Puestos de Trabajo, el Acuerdo de 29 de noviembre de 2018 establece “Avanzar en la propuesta de una nueva organización de la Administración de la Seguridad Social que englobe a las Entidades Gestoras y Servidos Comunes bajo una misma estructura que permita reordenar y racionalizar los medios humanos disponibles.” Las novedades en la gestión de los recursos humanos por sí solas no solucionan el grave déficit de personal que padece hoy la Seguridad Social y que se agravará considerablemente en el tiempo si no se adoptan medidas urgentes.

    También hemos denunciado más de una vez que el desarrollo tecnológico, del que por supuesto CCOO no está en contra; no va a resolver los problemas que padece la ciudadanía en su relación con la Seguridad Social, mientras siga habiendo una notable brecha digital entre las distintas partes del territorio y que las citas previas, allí donde están implantadas, puedan retrasarse por encima del mes. Y, mucho menos, la cada vez mayor “externalización” de los servicios que debería seguir prestando la Seguridad Social.

    CCOO denuncia una vez más esta situación, porque sigue defendiendo una Seguridad Social pública y de calidad donde los servicios sean prestados por empleados y empleadas públicos.

    Desde CCOO consideramos que las soluciones a la situación de la Seguridad Social son:

    1) La aprobación de una nueva organización de la Administración de la Seguridad Social que englobe a las Entidades Gestoras y Servidos Comunes bajo una misma estructura que permita reordenar y racionalizar los medios humanos disponibles.

    2) La aprobación de una Oferta de Empleo Público Extraordinaria donde se cubran la totalidad de las vacantes en las Relaciones de Puestos de Trabajo.

    Si no, ya sabéis, tocará ir de entierro.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.