¡EN MORÓN NOS AGREDIERON A TODAS Y TODOS!

    Cuando hace un año, CCOO, UGT y ACAIP, convocamos concentración en Morón para exigir nuestros derechos (dentro de los centenares actos de movilización), lo hicimos como Plataforma Sindical, pero con la altura de miras necesaria, sumando a las plantillas y a todos los que quisieran participar. El mensaje era claro, sumar para ganar.

    16/05/2019.

    La respuesta del Gobierno, y especialmente de la Delegación del Gobierno en Andalucía, fue injustificada, desproporcionada y manifiestamente antisindical. Nos golpearon, nos humillaron y trataron nuestras reivindicaciones como si fueran delictivas, por el mero hecho de ser personal penitenciario.

    La imagen de un colectivo que representa al Estado, golpeando a los que también representamos al Estado, fue bochornosa.

    El entonces responsable de esa Delegación del Gobierno, que ordenó la carga policial en Morón, así como en otros centros de trabajo de Andalucía, hoy se fotografía aprovechando nuestra frágil memoria con personal de prisiones, proclamando apoyo “eterno” a las demandas de prisiones, sin tan siquiera la más mínima autocrítica ni disculpa por lo que padecimos en Morón. La instrumentalización política del colectivo penitenciario parece ser que se lo permite.

    Es necesario reconocer públicamente el sacrificio de compañeros que pagaron un alto tributo por exigir justicia, negociación y derechos para el personal que trabajamos en prisiones, y de todos aquellos que quedaron en el anonimato que también sintieron en sus cuerpos la contundente respuesta del Gobierno contra prisiones.

    Mañana viernes, día 17 de mayo, Acaip ha convocado un acto en esa dirección de reconocimiento, pero que al hacerlo de un modo unilateral y exclusivo hace que se visualice más como un acto electoral dentro de la campaña de elecciones sindicales, como una patrimonialización por unas siglas de todas las víctimas de la violencia contra manifestantes penitenciarios.

    CCOO no olvidamos que miles de trabajadoras y trabajadores de todas las tendencias sindicales pararon y se manifestaron en las prisiones del todo el país al grito unánime de “Ministro a palos no. Todos somos Dani y Alejandro”. Un ejemplo de que en cuestiones que afectan a derechos fundamentales se defienden por todas y todos los que formamos parte de este colectivo tan marginado.

    CCOO siempre ha defendido la unidad y la participación en los puntos básicos que nos unen a todas las organizaciones, la pluralidad y el reconocimiento de las plantillas. Todo ello, desde el respeto a las opciones que cada organización considere necesario demandar o defender. Pero también sabemos que sembrando sectarismo sólo se puede recoger división, y la división sólo favorece al Sr. Ortiz y su equipo, que tan mala gestión están haciendo en un inusitado esfuerzo por equipararse con quienes le precedieron.

    A CCOO nos hubiera gustado que el reconocimiento de los agredidos y agredidas en las movilizaciones de prisiones fuese un acto plural, unitario y no enmarcado en la campaña electoral. Aun así, públicamente hacemos un llamamiento a las plantillas, y a nuestra afiliación, a participar en todos los actos que reivindiquen el espíritu de unidad y lucha, que hace un año se expresó en Morón, y de sentido homenaje a las víctimas de todas las agresiones, especialmente a aquellos compañeros que tuvieron peores consecuencia, más dolor y sacrificio.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.