OTRA AGRESION MÁS EN LA CARCEL DE ASTURIAS

    CCOO denuncia que la política negligente y temeraria de la Administración Penitenciaria provoca el aumento de agresiones, y sitúa las prisiones españolas a la cabeza de Europa en siniestralidad laboral por violencia en el trabajo

    10/06/2019.
    Agresiones en prisiones

    Agresiones en prisiones

    En la tarde de ayer domingo se ha vuelto a repetir, en la cárcel asturiana, una nueva agresión contra el personal penitenciario, concretamente en el módulo de mujeres, que según CCOO padece graves problemas de gestión penitenciaria que acaban pagando las funcionarias y funcionarios, a los que expresamos nuestra solidaridad y apoyo.

    CCOO ha denunciado, en diversas ocasiones, de que éste módulo tiene una separación interior nula, y eso crea un foco de conflictividad permanente, que se repite de una forma constante, sin que se tomen medidas al respecto.

    CCOO también denuncia que estas situaciones guardan estrecha relación con la patología psiquiátrica de una importante parte de la población penal, que no tiene la atención especializada que necesitan en un medio como la prisión, medio que no es el adecuado para tratar la salud de estas personas.

    Todo esto, unido a la endémica falta de personal,- en Villabona faltan en estos momentos más de 80 plazas sin cubrir-, sin el personal necesario de vigilancia, tratamiento o sanitarios que están el contacto más directo con las reclusas, sumado a una plantilla envejecida, incrementan los riesgos laborales de salud para el personal que presta servicio en estas condiciones tan precarias.

    CCOO lleva denunciando, insistentemente, la desidia del Ministerio del Interior ante las agresiones en las prisiones, con cifras cercanas a las 500 agresiones anuales, frente a las que es incapaz de dar respuestas; y de las estadísticas que da deja fuera otras muchas agresiones como consecuencias de excluir al personal penitenciario de la Ley de Prevención de Riesgos Laborarles, poniendo a España a la cabeza de Europa en agresiones a su personal penitenciario, personal que puede ser agredido hasta en tres ocasiones durante su vida laboral.

    CCOO exige respuestas a las causas de las agresiones, y no una política de propaganda para tratar de ocultarlas, que es la que se viene desarrollando por la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias. Es necesaria una política que trate las patologías psiquiátricas que se manifiestan las prisiones por falta de una atención sanitaria necesaria, y que guardan relación con el 60% de las agresiones.

    CCOO exige una Oferta Extraordinaria de Empleo Público que cubra las 3.500 vacantes presupuestadas y sin personal, y que están en el origen del 30% de las agresiones.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.