Grupo de Estabilización Empleo dependiente de la Mesa General de Negociación AGE

    25/07/2019.
    Estabilización de Empleo

    Estabilización de Empleo

    Nueva reunión, este 24 de julio, del grupo de estabilización empleo dependiente de la Mesa General de Negociación AGE. Una sesión densa, compleja y desordenada. Ha costado reconducirla y esperemos sirva para ir situando la cuestión en unas claves mínimamente razonables.

    La Administración había facilitado, pocas horas antes, un grupo de información en donde se pretendía individualizar cada uno de los puestos de trabajo incluidos en este proceso.

    Un primer paso importante que surgía a requerimiento de CCOO en la reunión anterior pero que resulta insuficiente por los siguientes motivos:

    • Estrictamente no se trata de una información completa. No hay una identificación meridiana del puesto. Falta el número del mismo que es un elemento fundamental, así como su ubicación concreta más allá de la provincia. Es necesario conocer la localidad.
    • No se han creado la totalidad de los puestos. Faltan los que corresponde a los programas temporales, a los contrataos por obra o servicio, o los derivados de la concatenación de contratos o nombramientos por acumulación de tareas.
    • Por otro lado, la información tiene lagunas. Falta la de aquellos puestos que han quedado identificados como estatutarios. Un total de 653 puestos. El motivo, argumentado por la Administración, deriva de las dificultades que se han puesto de manifiesto con los puestos del Hospital Gómez Ulla. Un problema que está en vías de solución. Cabe esperar que la próxima semana se pueda contar con la identificación individualizada de este grupo de puestos.
    • Hay desajustes numéricos que rompen con los números recogidos en los dos Reales Decretos de Estabilización que se han publicado.

    Elementos previos

    En cualquier caso, y con independencia de estos errores u omisiones, es un primer paso que nos debe permitir llegar a conocer cada uno de los puestos y con ello propiciar un avance y una garantía importante del proceso.

    ¿Cuándo vamos a crear los puestos que hoy no existen, aunque se demuestra que es necesario crear? Es una primera zona de discrepancia con Función Pública. Ésta defiende que se debe retrasar hasta la publicación de la convocatoria. Desde CCOO, nos parece un error. Los puestos deben crearse ya. Clarificar donde deben quedar ubicados y servir para dotar de continuidad, durante el periodo que dure el proceso de estabilización, a quienes vienen ocupando dichos puestos hasta que finalice el proceso selectivo. Esta es una cuestión resuelta para el personal que ocupa puestos como interinos por vacante, pero no lo está y es fundamental para aquellos colectivos que proceden de programas temporales, de contratos de obra o servicio o de otros similares.

    Ligado a lo anterior, es necesario establecer una fórmula que dé cuerpo a la continuidad comentada en el párrafo anterior. El planteamiento que hace CCOO le parece razonable a la Administración, pero no termina de asumirlo y tampoco aclara como lo vamos a hacer.

    Por último, en esta parcela, seguimos a vueltas con la necesidad de contar, con carácter previo, con un concurso de traslados o medida similar. El problema se manifiesta con toda crudeza en el SEPE y, al menos en dicho ámbito, debe contarse con una medida adecuada de ajuste geográfico.

    La Administración está enredada en argumentos pseudojurídico-financieros artificiales en torno a la plaza que se estabiliza y la imposibilidad material de cambiarla.

    Para evitar una discusión bizantina, la representación de CCOO planteó la posibilidad de construir para el SEPE y para aquellos otros organismos que lo requieran, un plan de recursos humanos que recoja las medidas de movilidades oportunas, capaces de dar respuestas a las necesidades existentes en dicho apartado.

    Admite la Administración que le parece una alternativa viable, aunque no son capaces de confirmarla. Eso sí, lo que descarta categóricamente Función Pública, es la existencia, sin más, de un concurso de traslados previo.

    En este apartado tenemos un problema grave. Todas las organizaciones sindicales con peso específico sitúan esta cuestión en un lugar prioritario. O hay una solución razonable o puede ponerse en cuestión todo el proceso de estabilización.

    Paquete completo

    Durante toda la reunión la representación de Función Pública ha jugado a reventar el proceso de negociación. Para ello instrumentalizaba los elementos de estabilización pertenecientes a la AEAT para justificar, sobre la base de los tiempos y de una falsa agilidad, lo oportuno de que en cada ámbito se abordaran las convocatorias de estabilización, aunque se careciese de los criterios generales básicos que sirvan para ordenar el proceso.

    El desorden y la inseguridad que podía propiciar esta decisión eran severos. Permitir que esta opción pudiese prosperar, es abandonar la negociación y dejar que la Administración haga en cada ámbito lo que le parezca oportuno.

    Ha costado, pero finalmente ha existido una rectificación y la Administración entiende que el proceso no arrancará hasta que se discutan la totalidad de los factores que afectan a la estabilización, se alcance acuerdo o no.

    Real Decreto “escoba” en materia de estabilización

    Tenemos pendiente de elaborar un último Real Decreto de oferta de estabilización que debe permitir recoger el volumen de empleo que no ha quedado incorporado a dicho proceso en los reales decretos publicados, a pesar de cumplir las condiciones para ello.

    Existen nichos, que acumulan un número de puestos significativo, puestos que deben aflorar. Así, tenemos:

    • Agencia Española del Medicamente y Producto Sanitario (AEMPS) en donde nos encontramos con más de 250 puestos.
    • En el ámbito de Cultura podemos identificar más de 160 puestos.
    • En CSIC siguen existiendo situaciones que deberían quedar incluidas en estabilización, situaciones que afectan a más de 300 puestos.

    Y probablemente podamos encontrar otros espacios de precariedad susceptibles de ser incluidos en este último Real Decreto.

    Se ha comprometido que los puestos de la AEMPS se vean en este grupo de trabajo aun cuando la Administración defiende que el Ministerio y el Organismo no plantean necesidad de estabilización alguna. No deja de sorprender este desapego por la plantilla en un organismo que se mueve en cotas del 50% de precariedad desde hace años. La justificación se busca en la supuesta singularidad financiera que parece soportarse en créditos que proceden de la Unión Europea. Es una pobre argumentación y en ningún caso permitiría escapar de la reflexión primordial ¿los puestos, las funciones son estructurales o no? La contestación parece clara e inevitable.

    Convocatorias

    Por último, hemos entrado en elementos que afectan a las convocatorias que deben gobernar estos procesos. Algunos de esos elementos estaban despejados:

    • El soporte será el concurso-oposición.
    • El concurso tendrá un peso del 40% y el 60% será el de la oposición. Oposición que será previa y que será necesario superar para aplicar la fase de concurso.

    Más allá de lo anterior hay otras dos cuestiones que parecen haber quedado claras hoy

    • El proceso se descentraliza a través de encomiendas de gestión a cada uno de los Departamentos
    • El temario tendrá una distribución del 30% de materias comunes y 70% de materias específicas

    Si bien esto anterior, casi parece admitirse como elemento de acuerdo, también es cierto que la Administración, en lo que afecta a las convocatorias de puestos de personal funcionario en el caso de Cuerpos Generales, duda. ¿Es este el criterio o debe darlo la Comisión Permanente de Selección?

    Desde CCOO tenemos claro que el proceso debe ser negociado. Si la Administración se abre a negociar las convocatorias vinculados a la CPS, perfecto. En caso contrario, el ámbito de negociación de todo el proceso de estabilización será en el grupo que está configurado.

    No se ha podido avanzar mucho más. La propuesta que inicialmente facilitó la Administración tenía errores, al menos en lo que afecta al Personal Laboral. Errores que es necesario corregir. La próxima semana deberíamos contar con el borrador corregido y desde ese punto, deberíamos estar en condiciones de hacer las propuestas de mejora que fuesen oportunas.

    Desde CCOO se han trasladado algunas reflexiones, aunque han quedado pendientes de cerrar:

    • Necesidad de garantizar, en el caso del Personal Laboral, la participación de quien ocupa la plaza, con independencia de la especialidad que finalmente se recoja para el puesto y la exigencia de titulación que ello conlleve. No debemos olvidar que en Convenio Único estamos volcando toda la estructura de plantilla en el nuevo sistema de clasificación y ello puede provocar algún dislate.
    • Las plazas identificadas como Fuera de Convenio deberían quedar finalmente incluidos dentro del Convenio Único o de aquel otro que fuese de aplicación.
    • La propuesta que finalmente prospere debe ser coherente con todos los principios o criterios aceptados. Si se acuerda que la distribución del temario sea del 30% temas generales y 70% temas específicos, ello debe ser de aplicación a todas y cada una de las convocatorias que nazcan con motivo de este proceso de estabilización.
    • Es necesario, en el proceso selectivo, dar mayor peso a la parte específica del temario e intentar reducir, de forma razonable, el temario.
    • Es necesario llevar a 10 años, al menos, el periodo de valoración de los méritos profesionales, en un puesto idéntico al que se convoca. Lógicamente, desde dicha modificación, será necesario ajustar el resto de factores que se valoran en este apartado, de cara a mantener los equilibrios que se recogen en la propuesta inicial de la Administración, con lo que podemos estar de acuerdo.
    • En las diferentes fases del proceso selectivo debería acordarse que las contestaciones erróneas no deberían penalizar.

    Tiempos

    Finalmente, se ha comentado por parte de CCOO algunas cuestiones ligadas al factor tiempo que son fundamentales, como es la coincidencia de estas convocatorias y del proceso selectivo con aquellos que derive de la oferta libre o la necesaria coincidencia de todas aquellas que pretendan cubrir puestos similares en diferentes Departamentos.

    Sobre ninguna de estas cuestiones ha sido posible cerrar acuerdo alguno. Todo ha quedado circunscrito a la nueva propuesta de criterios para las convocatorias que debe hacer llegar la Administración.

    La negociación continuará, pero teniendo en cuenta las fechas, casi con toda seguridad nos vamos al mes de septiembre. Veremos si en ese mes estamos en condiciones de dar a esta cuestión un empujón definitivo.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.