FSC-CCOO repasa sus logros de este año y sus retos para el próximo en el último Consejo Federal de 2019

    El éxito en el periodo de concentración de elecciones sindicales, las movilizaciones y campañas emprendidas y los enormes desafíos que plantea la situación sociopolítica han centrado el debate.

    20/12/2019.
    Último Consejo Federal del 2019

    Último Consejo Federal del 2019

    El Consejo Federal celebrado este jueves en Madrid se ha iniciado con la presentación del informe por parte del secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Pepe Fernández, que ha desgranado en su intervención los logros obtenidos en este año que está a punto de finalizar y ha subrayado los desafíos que, como organización sociopolítica, tenemos por delante en un contexto de enorme inestabilidad. Pepe Fernández ha resaltado que el objetivo clave del sindicato es convertirse a partir de ahora, “con mayor intensidad si cabe, en una fuerza reivindicativa, un agente de cambio para representar los intereses de la gente trabajadora en una situación extraordinariamente convulsa”.

    El secretario general empezó su intervención elogiando el éxito de CCOO en las elecciones sindicales celebradas ayer en Correos, el mejor de su historia, y el obtenido este miércoles en la corporación RTVE, donde de nuevo somos el sindicato más votado.

    También destacó el importante acuerdo alcanzado en la Administración de Justicia para la regularización de 281 plazas de refuerzo, porque es una lucha “de años y años” para lograr la cobertura adecuada de esas vacantes. En este ámbito, recordó que desde el sector de Justicia se sigue luchando para impedir el cierre de los registros civiles en las poblaciones medianas y pequeñas, dentro del esfuerzo por el mantenimiento de los servicios públicos fundamentales también en la llamada “España vaciada”.

    Abordó asimismo la situación generada por la naviera ARMAS, un asunto que debería, en opinión de Pepe Fernández, adquirir una dimensión confederal por su importancia y avanzó que de cara al próximo año hay que “articular una campaña potente” relacionada con el conflicto laboral y la persecución de los delegados de CCOO en esta empresa.

    Se hizo un somero repaso de la situación sociopolítica -ya convenientemente analizada en consejos anteriores y también en otros órganos de dirección de FSC-CCOO-, y recordándose que está marcada por la formación de Gobierno, las tensiones territoriales (en Catalunya fundamentalmente) y la ‘cantonalización’ del voto, que se traduce en que el Congreso de los Diputados emanado de las últimas elecciones generales cuente con 16 fuerzas políticas con representación y, por último, la eclosión de la extrema derecha. En este sentido, avisó de que se están produciendo “nuevas pulsiones para desactivar y destruir el movimiento sindical” con la inestimable colaboración de la prensa más conservadora.

    La inestabilidad política es, en palabras de Fernández, “probablemente el momento más conflictivo desde las elecciones de 1977”. Apostó porque la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente de un Gobierno de coalición con Unidas Podemos saldrá finalmente adelante, pero se mostró preocupado respecto a la estabilidad que pudiera tener el resto de la legislatura.

    En este contexto, la labor del sindicato es la de situarse en el centro del debate social y laboral, ser un agente de cambio, representar los intereses de la gente trabajadora y pelear por las reivindicaciones clave que están siendo denostadas y obstaculizadas por las organizaciones empresariales, como una nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional o la derogación de la reforma laboral. “Tiene que haber políticas sociales con o sin acuerdo con la patronal”, señaló y recordó la apuesta decidida del último Consejo Confederal, celebrado el 17 y 18 de diciembre, por tener autonomía, presentar propuestas y tomar la iniciativa.

    En concreto, como Federación, recordó que los esfuerzos deben ir encaminados a la defensa de los servicios públicos, de las condiciones de vida y trabajo de la gente trabajadora, de las reivindicaciones de las mujeres, del medio ambiente y de una solución política y dialogada a los conflictos de Estado.

    Destacó asimismo el reto que supone la liberalización del AVE y apostó por una “posición tajante” frente a los que pretenden que los servicios de prestación pública se encaminen hacia la privatización. Elogió la campaña en defensa de los servicios públicos desarrollada por CCOO de Andalucía y se mostró partidario de extenderla al ámbito confederal.

    Recordó que en abril tendrá lugar la Conferencia de Juventud, en la que se producirá un debate en profundidad. También, mencionó que en Sevilla se ha convocado la primera huelga de España de conductores y conductoras de VTC, concretamente de una empresa prestataria de servicios para la multinacional estadounidense Uber.

    Y en la parte final del informe enmarcó uno de los asuntos centrales para FSC-CCOO en 2020: el Brexit. La salida del Reino Unido de la Unión Europea es un escenario que plantea muchos desafíos para los trabajadores y trabajadoras a los que defendemos desde la Federación, que podría tener un impacto directo sobre varias decenas de miles de personas trabajadoras pertenecientes a sectores de FSC-CCOO. Por ello, abogó por tener preparado un plan concreto: “No queda tiempo y en esta federación especialmente debemos afrontarlo ya”.

    Pepe Fernández cerró su intervención con un fragmento de una canción del cantante y actor vasco Patxi Andión, fallecido este miércoles, que reflejan “muy bien”, dijo, la situación en la que estamos: “Mañana lloverá y quizá por la tarde escampe”.

    La secretaria de Elecciones Sindicales, Políticas Sociales e Igualdad, María José Marín, habló del éxito logrado en las elecciones sindicales en Correos, RTVE, la administración autonómica andaluza, el País Valencià, el sector de Medios de Comunicación… pero hizo una mención especial a los resultados obtenidos en Euskadi y Navarra, territorios con dificultades con ELA y LAB donde se ha logrado reducir la distancia notablemente con los sindicatos nacionalistas.

    Por su parte, la secretaria de Organización, Camino Aure, se refirió a la Conferencia de Juventud, en la que FSC-CCOO tiene una senda ya avanzada porque se han celebrado tres asambleas de personas jóvenes y apostó por hacer un trabajo didáctico con los 10.500 afiliados y afiliadas jóvenes con las que cuenta la federación y que culminará en un Plenario de Organización previo a la Conferencia confederal.

    El informe contó con 28 intervenciones, en un debate que resultó constructivo, y se aprobó por 79 votos a favor, 5 en contra y una abstención. Entre las inquietudes planteadas por los intervinientes se hizo mención a la reforma de los servicios jurídicos, un asunto cuyas líneas maestras ya están aprobadas a nivel confederal excepto en lo que se refiere a la financiación, que ha quedado aplazada para el próximo Consejo Confederal por su importancia y complejidad.

    El secretario de Finanzas, José Miguel Ribera, presentó el presupuesto de la Federación para 2020, unas cuentas “equilibradas”, que se debatieron en cuatro intervenciones, antes de ser aprobadas sin votos en contra y con 5 abstenciones, mientras que la reforma del actual Manual de Procedimientos, también presentado por José Miguel Ribera, fue aprobado por unanimidad. El último punto del orden del día del consejo fue el Informe Anual de la Comisión de Garantías.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.